Viajar se trata de exponer tus sentidos a las panorámicas de coloridos paisajes y a los detalles de construcciones increíbles, a los aromas de la naturaleza, a las texturas de elaboradas artesanías, a los sonidos encantadores de los instrumentos típicos de cada región y, por supuesto, a los sabores característicos de la cocina tradicional de los lugares que visitas, ¿cierto? Los sabores de México son tan únicos, tan ligados a la historia y costumbres del país, que en 2010 la UNESCO agregó la gastronomía mexicana al Patrimonio Cultural de la

Tu reloj despertador te traicionó por enésima vez, vas tarde al trabajo de nuevo y seguro ahora sí te van a descontar los retardos en la quincena; además, los niños olvidaron su “lunch” en el carro y tú ya casi llegas a la oficina. Estás atorado en el tráfico y no solo no traes tus zapatos de vestir, ¡sino que traes puestas las chanclas más viejas y feas que tiene tu pareja! ¿Esta escena te parece familiar? ¡Es hora de unas vacaciones en Cancún! Ahora bien, lo último que necesitas es que en

Hace algunos años ya, Cancún era conocido casi exclusivamente como un destino de lujo idóneo para escapadas románticas en pareja. También era considerado el escenario perfecto para las alocadas fiestas de los conocidos “spring breakers” y las no tan destrampadas vacaciones de verano e invierno de adultos (sobre todo) sin niños. Sin embargo, el mundo cambia, las necesidades de los viajeros extranjeros y nacionales ahora son otras y Cancún no podía quedarse fuera del “Nuevo Orden Vacacional”. Ante la creciente demanda de opciones de alojamiento y diversión para familias, este precioso

“Toma solo fotografías. Deja solo tus huellas sobre la arena.” – Anónimo. Imagina que caminas sobre una playa de suave arena blanca. Atrás dejaste a un reducido grupo de gente que también exploraba los alrededores. A tu izquierda tienes un mar cristalino que refleja el intenso azul del cielo, mientras que a tu derecha hay enormes palmeras se mecen mientras el viento las acaricia. No se escucha nada más que las olas y el alegre canto de las aves que habitan este refugio natural. No se oyen horribles e insistentes tonos de teléfonos

1 2 3 Página 1 de 3